Touch Bar en MacBook Pro es el mayor avance en años.

Touch Bar en MacBook Pro

La Touch Bar implementada en los nuevos MacBook Pro, presentados hace algunos meses, es la mayor implementación que se ha realizado en equipos portátiles en los últimos 20 años, desde el punto de vista de la funcionalidad y la experiencia de usuario.

 

Estoy pensando en el primer portátil que tuve hace unos 14 o 15 años. Era un Dell con Windows XP. En todos estos años los equipos han evolucionado en cuanto peso, tamaño, sistema operativo, calidad de la pantalla, velocidad, etc., pero esencialmente el portátil de hace 15 años sigue siendo igual que los que se venden ahora: Teclado, pantalla y ratón. A nadie se le ha ocurrido hacer algo diferente en todos estos años, tratar de dar una vuelta de tuerca a la manera en la que usamos nuestros portátiles.

 

Es cierto que la llegada de las pantallas táctiles supuso un cierto cambio, pero sinceramente no soy para nada partidario de su incorporación en ordenadores. En mi opinión las pantallas táctiles se deben implementar en aquellos equipos que se puedan sujetar con la mano, y todo lo demás son mezclas. Tanto para emborracharse como para la tecnología, las mezclas no son buenas.

 

Si que le veo mucho sentido a ciertos equipos convertibles, con la Surface de Microsoft a la cabeza. Cuando se usan como tabletas son táctiles (correcto), pero cuando se usan como ordenadores, es mucho mas práctico emplear el teclado y el ratón, como se ha hecho toda la vida.

 

Otras innovaciones son mas pequeñas, como la incorporación de la webcam o el micro, o incluso el lector de huellas para verificar el usuario. Son cosas que enriquecen la experiencia de uso, pero no modifican la forma en la que usamos un Portátil.

 

Con la Touch Bar el escenario cambia. En el propio teclado disponemos de un menú dinámico, que ademas es muy bonito, para poder ejecutar determinadas funciones y accesos directos de una forma rápida. Es lo mismo que podemos hacer en la propia pantalla con el ratón, pero determinadas tareas, como contestar una llamada, pasar una secuencia de fotos, acceder a los favoritos de Safari o seleccionar un determinado intervalo en Final Cut, se puede hacer mas rápido. He tenido la oportunidad de probarlo en varias ocaciones y definitivamente usar la Touch Bar no es lo mismo que usar las teclas de función en un teclado convencional.

 

Es increíble como en pocos meses, muchísimas aplicaciones de terceros ya tienen soporte para la Touch Bar. Las nativas estaban adaptadas prácticamente desde el día de su presentación. La famosa integración entre hardware y software es clave una vez mas para entender el buen funcionamiento de esta barra.

 

¿Todo es maravilloso en la Touch Bar? No, existen algunos inconvenientes que debemos tener muy en cuenta antes de pagar un precio mayor por un portátil con esta tecnología:

 

  • La barra es pequeña. Tiene muy buena resolución y los iconos y controles se ven realmente bien, pero quizá un poquito mas de grosor hubiera estado mejor.
  • Para interactuar con la pantalla tienes que estar mirando el teclado. Todos sabemos que los usuarios avanzados están totalmente acostumbrados a trabajar todo el tiempo mirando la pantalla del equipo sin mirar el teclado. También suelen ser muy conocedores de los atajos de teclado que les permiten hacer una gran cantidad de cosas de forma casi instantánea. La Touch Bar es dinámica y si queremos usarla tenemos que mirar abajo si o si. Los usuarios menos avanzados o con menos conocimientos de mecanografía, no verán un inconveniente.
  • Tecla Esc. En determinados trabajos, como en programación, la tecla Esc se utiliza muchísimo. El usuario esta acostumbrado a disponer de la tecla en la esquina superior izquierda y le gusta sentir la pulsación de la tecla. Con la Touch Bar la tecla de Esc aparece pero no en la misma posición de siempre, lo que obliga a mirar hacia abajo. Ademas, al no ser una tecla, sino una pantalla táctil, no se siente la pulsación.

¿Que opinas sobre la Touch Bar? Nos encantará recibir tus comentarios. Muchas gracias. Saludos.

 

David González Morales.

Escribir comentario

Comentarios: 0